Conocimos a Genarito como un ladrón que quería ser igual a su tío Genaro pero un suceso inesperado le dió un giro a su vida.

Fue desde que Yeison le ayudó cuando no tenía nada que Genarito decidió en cambiar su vida y ahora se ha proclamado como defensor absoluto de doña Tulia.

Edward, el acosador de la nariz de coco se ha estado robando las cosas de la casa de doña Tulia y cuando todos pensabamos que habría alguna pelea entre Tulia y Edward llegó Genarito a defenderla con su icónica frase: NADIE TOCA A MI TULIA.

 

¿Como terminará esto?